Sliders

Cómo debió ser la despedida de la Sele

Estoy confundido. Los periódicos dicen que ya pasó el partido de despedida de la Sele, pero el ambiente de ayer, nunca tuvo ese matiz. Es como si no hubiera sucedido.

Vi el juego sí, pero no vi las gradas llenas, las camisetas en las calles, las banderas ondeando, tampoco escuché los pitos de los carros, ni la emoción de mis amigos.

A mi parecer, la despedida de nuestra selección debió ser diferente. No vamos a cualquier competencia, vamos directo al grupo de la muerte, quizá sea el Mundial donde más atención se le preste a Costa Rica.

Yo quería ver a la roja de Centroamérica despedirse contra un equipo de mayor peso, Portugal, Francia u Holanda. Entiendo que Paraguay se asemeja mucho a uno de los rivales que tendremos, pero traer a una selección grande de Europa, equivale a un Estadio Nacional a reventar.

En todo caso, al saber que esto no sucedería, la Federación debió implementar alguna promoción, un 2×1 habría estado de maravilla para llenar el escenario de gargantas y corazones futboleros.

También me habría gustado ver a La Sele estrenar un uniforme con más clase, con un diseño más estético, que provocara furor en los aficionados. No con uno que nadie quiere tener y que todos quieren cambiar.

Por otro lado, me habría encantado que la Tricolor se despidiera con algunos jugadores, que a mi parecer, siguen haciendo falta en la tricolor. Jugadores que merecieron la oportunidad pero que nunca les fue dada, que a punta de goles y buen fútbol, habrían tenido un cupo en cualquier otra selección clasificada.

Lo cierto es que todo lo anterior no se dio, la despedida de nuestra selección mayor fue fría. Los aficionados no la disfrutamos tanto, al menos yo no.

Sin embargo, 2 cosas salvaron la noche, una joya de gol de Joel Campbell, un globito de ensueño, mágico y que refrescó la vista de los aficionados en un partido que parecía demasiado monótono y por supuesto, el marcador.

20140305-CRCPAR_029

Costa Rica ganó, eso es muy importante, los muchachos no podían dejar el país derrotados, el equipo no jugó mal, el rival exigió y se le dio rodaje al conjunto que, sin muchos cambios, jugará en tierra brasileña.

Pero el sin sabor me queda en la boca, porque Costa Rica hizo algo grande: clasificar, y en mi opinión merecía una despedida más grande. Lo que me queda entonces, amigo futbolero, es esperar a que Costa Rica haga un gran papel en Brasil 2014 y el equipo tenga un recibimiento a lo grande.

¿A usted tampoco le gustó la despedida de la Sele?

Se la dejo picando…

Etiquetas : ,

Loading Google+ Comments ...